Renta Básica Incondicional
Iniciativa Ciudadana Europea
Implantación de Rentas Básicas Incondicionales (RBI) en toda la UE

No-violencia y renta básica incondicional

El día 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la no-violencia, ya que ese día nació uno de sus máximos defensores, el Mahatma Gandhi. 


La no-violencia es la metodología de acción del pacifismo, por tanto, la mejor herramienta para la liberación del sufrimiento social. La no-violencia trabaja con el “vacío”, impulsando la denuncia, el repudio, la no cooperación con la violencia y, por último, la desobediencia civil frente a la injusticia institucionalizada. La resistencia no violenta, acción no violenta o no violencia activa es una táctica de protesta relacionada con la desobediencia civil, que propugna el logro de un cambio político, social y cultural revolucionario, sin necesidad del empleo de la violencia. Se origina en la experiencia del movimiento de independencia indio y las enseñanzas de Gandhi (que él designaba como Satyagraha), quien a su vez se inspiró en León Tolstoi y Henry D. Thoreau. Después de Gandhi, la no-violencia fue adoptada como método de lucha por Martin Luther King y el movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos, por el movimiento pacifista contra la guerra de Vietnam, por la llamada «Revolución de los claveles» portuguesa de 1974, por Lech Wałęsa y su sindicato Solidaridad y, recientemente, por movimientos como el 15M o Occupy Wall Street. El movimiento feminista ha sido y es un ejemplo de acción no-violenta. Este convencimiento de la no-violencia como el camino para conseguir una sociedad mejor quedó patente en el Manifiesto por la neutralidad en la 1ª guerra mundial, que firmaron 12 millones de mujeres, la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, Mujeres de Negro contra las guerras, además  de algunas mujeres que por su liderazgo en la defensa de la no-violencia y el pacifismo han recibido el Premio Nobel de la Paz.


En general, cuando se habla de violencia, se entiende, sobre todo, la violencia física. Pero hay también una violencia racial, una violencia patriarcal contra las mujeres y una violencia sexual, una violencia religiosa, una violencia psicológica y una violencia económica. Esta última es madre de muchas otras formas de violencia y es muy intensa en el mundo de hoy, se da cuando a la gente se le somete a fuertes situaciones de necesidad material para obligarla a aceptar empleos mal pagados, precarios e incluso, a veces, semi-esclavos. También se da cuando la mayoría de los recursos y la riqueza se concentran desmesuradamente en pocas manos. 


Para acabar con la violencia económica se han formulado y puesto en marcha numerosas propuestas. Pero una de las mejores es la renta básica incondicional (RBI). ¿Por qué?, por varias razones, a saber:    – porque, al ser un ingreso suficiente que se otorga a todo ser humano, sin ninguna condición, acabaría con la pobreza de un día para otro;    – porque redistribuiría la riqueza, ya que al financiarse gracias a un sistema fiscal progresivo, en el que los más ricos y las rentas del capital pagarían el grueso de la puesta en marcha de la RBI, muchos recursos económicos serían transferidos desde los sectores más pudientes a los más débiles;    – porque, al ser incondicional y para siempre, permitiría simultanear esta renta básica con ingresos provenientes de otras actividades laborales y productivas, sin perder la RBI;    – porque aumentaría el poder de negociación de los y las postulantes de empleo, quienes, al disponer de un medio suficiente de vida, no se verían obligados a aceptar cualquier tipo de trabajo, por miedo a caer en la pobreza;     – porque permitiría mucha más libertad a las personas, ya que, al liberarlas del yugo de la supervivencia, éstas podrían plantearse el propósito de su vida y la vocación a la que dedicar sus mejores energías.


Hoy en día es perfectamente posible otorgar una RBI a todos los seres humanos, pues, en los últimos 40 años, la tecnología ha duplicado la existencia de bienes por persona y está aumentando exponencialmente la producción de riqueza. Si esto no se hace, es porque no hay suficiente demanda social que lo exija, ya que muchas personas son todavía presas de prejuicios muy arraigados, como el de que la subsistencia implica necesariamente sacrificio y esfuerzo, o el de que quienes aspiran a recibir un subsidio sin hacer nada son «vagos» y «estafadores». Debemos saber que «por cuanto la sociedad, no el Estado, es la productora de bienes, la propiedad de los medios de producción debe, coherentemente, ser social». El progreso humano, acumulado por miles de generaciones humanas a lo largo de la historia, es un producto social, porque ha sido creado por la colaboración y el trabajo conjunto de miles de millones de personas. Y por lo tanto, sus frutos deben poder gozarlos todos los miembros de nuestra sociedad.

14 SEMANA INTERNACIONAL DE LA RENTA BÁSICA INCONDICIONAL

Desde el 20 al 26 de septiembre de 2021 se celebrará en todo el mundo la 14ª Semana Internacional por la renta básica incondicional (RBI). En Europa, el lema será «Un millón para la RBI», en clara alusión a las firmas que la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una renta básica incondicional debe recoger antes del 25/06/2022, si quiere que su propuesta sea estudiada por la Comisión Europea y debatida en el Parlamento Europeo (https://rentabasicaincondicional.eu). En el resto del mundo, el lema escogido es «Hacia un mundo mejor».

Durante la semana, serán organizados actos en numerosos países del mundo, tales como quedadas para tomar cerveza a la salud de la RBI, proyección de documentales, entrevistas a políticos y personajes famosos sobre la renta básica, interpretación de canciones corales o solistas, etc. Pero el evento principal durante la semana lo constituyen las marchas, que tendrán lugar el sábado 25 de septiembre y, por el momento, serán organizadas en 9 naciones. Este año, además, se celebrará la 2ª Marcha online por la RBI, que comenzó el año pasado, debido a la pandemia, y tuvo un gran éxito, ya que reunió a gente de todo el mundo, que aparecía en la sala de chats con un zapato en la mano, simbolizando su deseo de marchar por la renta básica incondicional, aunque ese año no se pudiera. Para quienes deseen participar en esta marcha online, existe un formulario que se debe rellenar, comunicando su intención, lugar y horario: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSc88r_COPztG39ryB62OjF_zZ_f0nntPQxatCE-hs5JSldfIQ/viewform

El colectivo Eureka, Plataforma por la Iniciativa Ciudadana Europea de renta básica incondicional, tiene preparados dos actos en España:

el jueves 23 de septiembre habrá un evento online para conmemorar la semana internacional, en el que se pasará revista al estado actual de la renta básica incondicional en los diferentes países del mundo, sus principales avances y obstáculos a la vista. El link para conectar al Zoom ese día, a las 19 horas, es https://us02web.zoom.us/j/89774129195?pwd=NVBFbGJOVFdQTXJyR1BJNE9QcGY4Zz09 

(ID reunión: 89774129195, password: 298115)

Y el segundo acto organizado por Eureka se realizará el 25 de septiembre, también a las 7 de la tarde y en Madrid (el punto aún no está concedido), y consistirá en una concentración para llamar la atención sobre la necesidad de poner en marcha una RBI, que redistribuya la riqueza, disminuya las desigualdades y otorgue seguridad económica y psicológica a la población. En ese acto, también se recogerán firmas para la Iniciativa Ciudadana Europea por una renta básica incondicional. 

Un poco de historia de la semana internacional de la RBI.

La primera semana de la renta básica se celebró en 2008 y fue concebida como un subproyecto de la «Renta Básica en camino hacia Europa», financiada por la UE. Fue iniciado a partir de una idea que la Red de Renta Básica de Alemania (Netzwerk Grundeinkommen) había propuesto. Se llevó a cabo con el apoyo de la Red de Renta Básica y Cohesión Social de Austria, BIEN Suiza, las sucursales de Attac en Alemania, Austria y Suiza, junto con la ayuda de muchas iniciativas independientes de renta básica de esos países.

En 2009, se produjo una importante expansión. Se inició una convocatoria desde varias iniciativas y finalmente participaron 247 organizaciones y más de 2.800 personas. En Alemania se desarrolló un sitio web para mostrar la actividad y la creatividad, con innumerables ideas, sugerencias y acciones planificadas.

La 4ª Semana Internacional de la Renta Básica se celebró del 19 al 25 de septiembre de 2011 y se centró en la «Renta Básica en Europa». En Alemania y Austria, hubo unos 100 eventos y actividades: debates, talleres, lecturas, proyecciones de teatro y cine, exposiciones, etc. La quinta Semana Internacional de la Renta Básica tuvo lugar del 17 al 23 de septiembre de 2012 y se centró en «Caminos hacia la Renta Básica».

En 2013, año de la primera Iniciativa Ciudadana Europea por la Renta Básica Incondicional, tuvo lugar una nueva internacionalización de la sexta semana de la renta básica. 

En 2014 se creó un sitio web de la Semana de la Renta Básica en inglés, para internacionalizar aún más el evento.

La organización Renta Básica Incondicional de Europa (UBIE) adoptó la 8ª Semana Internacional de la Renta Básica en 2015 como un punto clave a organizar cada año por todos los países individualmente. También en el 15º Congreso Anual de la Renta Básica Garantizada de América del Norte se adoptó la Semana Internacional de la Renta Básica como forma de dar a conocer la RBI.

Ese año, 19 países participaron con eventos en vivo y otros ocho países participaron a través de Internet.

La 9ª Semana Internacional de la Renta Básica tuvo como lema «La renta básica se hace mundial». En 2016, la Red Mundial de la Renta Básica (BIEN) contribuyó a que la semana se globalizara aún más, al crear un grupo en Slack para mejorar la colaboración.

Lo que se puede hacer en esta semana internacional.

La Semana Internacional de la Renta Básica es una semana participativa auto-organizada. Se pueden hacer muchas cosas, desde difundir la noticia a los amigos hasta organizar tu propio evento, con películas, ponentes o acciones creativas. Puedes encontrar ayuda para promocionar tu evento en el sitio web de la Semana Internacional: https://basicincomeweek.org/, y también puedes ponerte en contacto con los promotores de la ICE de RBI en este email: icexlarbui@gmail.com, para participar en la Semana Internacional de España.

Este artículo fue publicado previamente en el número 9 de Madrid en Acción (Septiembre – Octubre de 2021)

Manifiesto de Eureka por el 15 de Septiembre Día Internacional de la Democracia

El 15 de septiembre es el Día Internacional de la DEMOCRACIA.

La palabra DEMOCRACIA, significa poder (kratia) del pueblo (demos). Si miramos la Historia de la humanidad, reconoceremos que el Pueblo nunca ha tenido tal Poder, por lo que la DEMOCRACIA es, de momento una aspiración.

La democracia se asienta en tres bases principales: la separación de poderes  (ejecutivo, legislativo y judicial),  la soberanía nacional (se supone que el pueblo es soberano) y el respeto a las minorías. 

La separación de poderes no es tal. Basta pesquisar en la práctica el origen y composición de cada uno de ellos, para comprobar las íntimas relaciones que los ligan. No podría ser de otro modo. Todos forman parte de un mismo sistema.»

«En cuanto a la soberanía nacional, desde la época de la extensión del sufragio universal se pensó que existía un solo acto entre la elección y la conclusión del mandato de los representantes del pueblo. Pero a medida que ha transcurrido el tiempo se ha visto claramente que existe un primer acto mediante el cual muchos eligen a pocos y un segundo acto en el que estos pocos traicionan a los muchos, representando a intereses ajenos al mandato recibido por el pueblo. Ya ese mal se incuba en los partidos políticos reducidos a cúpulas separadas de las necesidades de la población. Ya en la máquina partidaria, los grandes intereses financian candidatos y dictan las políticas que éstos deberán seguir. Todo esto evidencia una profunda crisis en el concepto y la implementación de la representatividad.»

Es preciso «transformar la práctica de la representatividad, dando la mayor importancia a la consulta popular, el plebiscito y la elección directa de los candidatos. Porque aún existen, en numerosos países, leyes que subordinan candidatos independientes a partidos políticos, o bien, subterfugios y limitaciones económicas para presentarse ante la voluntad de la sociedad. Toda Constitución o ley que se oponga a la capacidad plena del ciudadano de elegir y ser elegido, burla de raíz a la democracia real que está por encima de toda regulación jurídica. Y, si se trata de igualdad de oportunidades, los medios de difusión deben ponerse al servicio de la población en el período electoral en que los candidatos exponen sus propuestas, otorgando a todos exactamente las mismas oportunidades. Por otra parte, deben imponerse leyes de responsabilidad política mediante las cuales todo aquel que no cumpla con lo prometido a sus electores arriesgue el desafuero, la destitución o el juicio político. Porque el otro expediente, el que actualmente se sostiene, mediante el cual los individuos o los partidos que no cumplan sufrirán el castigo de las urnas en elección futura, no interrumpe en absoluto el segundo acto de traición a los representados. En cuanto a la consulta directa sobre los temas de urgencia, cada día existen más posibilidades para su implementación tecnológica. No es el caso de priorizar las encuestas y los sondeos manipulados, sino que se trata de facilitar la participación y el voto directo a través de medios electrónicos y computacionales avanzados.»  

«En una democracia real debe darse a las minorías las garantías que merece su representatividad pero, además, debe extremarse toda medida que favorezca en la práctica su inserción y desarrollo. Hoy, las minorías acosadas por la xenofobia y la discriminación piden angustiosamente su reconocimiento.» Es necesario darse cuenta de que «luchar por los derechos de las minorías es luchar por los derechos de todos los seres humanos. 

Pero también ocurre en el conglomerado de un país que provincias enteras, regiones o autonomías padecen la misma discriminación de las minorías, merced a la compulsión del Estado centralizado, hoy instrumento insensible en manos del gran capital. Y esto deberá cesar cuando se impulse una organización federativa en la que el poder político real vuelva a manos de dichas entidades históricas y culturales.» 

Los sistemas democráticos actuales, a pesar de sus grandes déficits, suponen un gran avance en cuanto a protagonismo y toma de decisiones, no solo de las élites. Han ido incorporando al conjunto de la población, sin relegarla por razón económica,de género, etnia, etc. 

Pero no deseamos una democracia formal donde, en la práctica, continúen dominando los poderes capitalistas, patriarcales y discriminadores.

Pretendemos contribuir a unas sociedades más justas, donde todas las personas, sin exclusión alguna, puedan desarrollarse y vivir vidas plenas.

Para ello, la RBI es un paso importante, ya que hará posible disponer de un ingreso económico suficiente que permitirá  a todas las personas tomar decisiones sobre cómo vivir, desarrollarse y contribuir a una sociedad más respetuosa, en definitiva, más democrática. La RBI tiene relación directa con los derechos humanos en sentido amplio: derecho a una existencia digna, con salud, educación, a no soportar violencia de ningún tipo, etc. Incluye el derecho a la riqueza que existe en el planeta y que ahora disfruta sólo una minoría, poniendo, además, en peligro al mismo planeta.

Para conseguir estos derechos, los sistemas políticos y de organización social deben estar dirigidos a la ciudadanía y por la ciudadanía.

La Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) por una Renta Básica Incondicional, que estamos llevando adelante en 25 países de nuestro continente, aprovecha uno de los pocos mecanismos de democracia real que la UE pone a disposición de sus ciudadanos. Sin embargo, desde las instituciones europeas no se da mucha publicidad a esta herramienta, como una encuesta reciente realizada en 4 países europeos ha mostrado claramente: apenas un 3,5% de la ciudadanía conoce lo que es una ICE y las posibilidades que abre. Esto indica que, a pesar de las promesas de la Comisión Europea de dar más participación a la ciudadanía en las decisiones de la Unión (como han manifestado recientemente con ocasión del comienzo de la Conferencia sobre el futuro de Europa), la realidad es que la UE sigue los caminos de la democracia formal y no de la real. 

Para que la Iniciativa Ciudadana Europea por la Renta Básica Incondicional sea un éxito, un millón de ciudadanos europeos procedentes de al menos 7 países han de firmar en apoyo a la misma. Entonces la Comisión Europea tendría que darnos audiencia y escuchar nuestra propuesta, para después pronunciarse al respecto, y de hacerlo positivamente tendrán que explicar qué medidas van a tomar para que la Renta Básica Incondicional se implante en todos los países de la Unión Europea. 

PARA POSIBILITAR UNA DEMOCRACIA REAL

PARA UNA MAYOR LIBERTAD DE DECISIÓN PARA LA GENTE

PARA QUE LA RIQUEZA SE REPARTA ENTRE TODOS

FIRMA YA POR UNA RENTA BASICA INCONDICIONAL, UNIVERSAL, INDIVIDUAL Y SUFICIENTE en:

https://firma.rentabasicaincondicional.eu