Renta Básica Incondicional
Iniciativa Ciudadana Europea
Implantación de Rentas Básicas Incondicionales (RBI) en toda la UE

Lotería o Renta Básica: una elección trivial

Ser millonario es fantástico, pero más fantástico es no necesitar un empleo para sobrevivir. De hecho, eso es lo más fantástico de ser millonario.

Está muy integrado en nuestra cultura en España el sorteo de la Lotería de Navidad y del Niño. Tanto que si no nos toca podemos seguir probando suerte con otras varias decenas de sorteos que se realizan durante todo el año, euromillón, quinielas, el cupón de la once, etc. Estos sorteos nos mantienen con la ilusión de que algún día, podremos ganar el sorteo y tener el suficiente dinero como para coger el timón de nuestra vida y dedicarnos a lo que realmente queremos. Pero, ¿es realista esta estrategia?

No. Por supuesto que todos sabemos que las probabilidades son mínimas. Pero lo peor y lo que suele pasar desapercibido para la mayoría es que con nuestra participación estamos reforzando el actual sistema de concentración de riqueza. Piénsalo. Colectivamente ponemos una pequeña cantidad de nuestro dinero para dárselo de golpe a unas pocas personas aleatoriamente. Después de estas navidades habremos concentrado un poco más la riqueza en un sistema que ya de por sí tiende a su concentración.

Es probable que alguna vez hayas pensado o escuchado que tus compras tienen el poder de crear el mundo. Una compra es como un voto. Si compro esa chaqueta, estoy votando para que quien la fabrica lo siga haciendo. Le doy mi confianza para que siga produciendo productos similares.

Entonces, ¿cómo puedo usar mi dinero para crear un mundo con menor desigualdad, pero que al mismo tiempo me garantice algunas ventajas de ser millonario? Pues muy fácil, apoyando la recogida de al menos 1 millón de firmas por una renta básica universal e incondicional (RBUI), mediante el mecanismo de democracia directa de la UE llamado Iniciativa Ciudadana Europea (ICE).

La RBUI tiene un efecto en la economía contrario a la concentración de la renta, pues coge de donde más hay y lo redistribuye de forma constante para garantizar una base de libertad a todos los ciudadanos. Todos recibiremos una renta mensual como derecho de ciudadanía, independientemente de que la necesitemos o no.

Pero vamos al grano, hemos diseñado un sistema de recolección de fondos para financiar esta ICE que tiene como objetivo poner la RBUI encima de la mesa del Parlamento Europeo primero, y en los Parlamentos nacionales después, en el plazo de un año.

Se trata de la rifa de una RBUI de 800€/mes durante un año, en la que cualquier persona que resida en la Unión Europea puede participar de forma gratuita, y que se sorteará una vez las donaciones lleguen a la cuantía de 9.600€ (12 meses x 800€). Alcanzada esta cifra, se realizará un sorteo televisado y volveremos a recaudar una nueva RBUI, pero esta vez una parte de lo recaudado irá destinado a financiar los gastos y la publicidad para que la recogida de firmas de la ICE alcance su objetivo.

Participa en la rifa.

Si estas Navidades quieres un mundo más justo, más amable, menos hostil, más creativo y con mejor ambiente, apúntate a la rifa y sobre todo compra (dona) con tu dinero la posibilidad de hacer la RBUI una realidad. 
Tus posibilidades de ser millonario decaerán, pero aumentarás las posibilidades de que todos tengamos la ventaja de sentirnos millonarios sin serlo, reduciendo la desigualdad, y garantizando ese mínimo de libertad para todos, que nos permita empezar a crear el mundo a la medida de toda la humanidad. 

Iniciativa Ciudadana Europea (ICE)

La Iniciativa Ciudadana Europea comienza el 25 de septiembre de 2020

[wpcdt-countdown id=»11″]

Una Iniciativa  Ciudadana Europea (ICE) es un mecanismo de democracia real, a través del cual la ciudadanía europea puede someter a la Comisión y el Parlamento Europeos una propuesta para su discusión y posible aprobación. Consiste en recoger 1 millón de firmas y documentos de identidad de ciudadanos europeos que avalan la iniciativa. Y se deben recoger, como poco, en 7 países de la Unión Europea (UE), debiendo alcanzar en ellos unos números mínimos que dependen del número de diputados al Parlamento Europeo elegidos en cada Estado miembro. El período para la recogida de firmas y documentos es de 1 año. 

Una vez finalizada la campaña, y si ésta ha tenido éxito, tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo deberán otorgar audiencia al equipo organizador de la ICE, pronunciándose, además, sobre si apoyarán o no la propuesta y si tomarán acciones ulteriores para ponerla en marcha.

¿Y qué es lo que pretende esta ICE en concreto? Pide a la Comisión Europea que elabore una propuesta para introducir rentas básicas incondicionales en toda la UE, que reduzcan las disparidades regionales y fortalezcan la cohesión económica, social y territorial de la UE. Esta ICE llega en un momento muy oportuno, porque, debido a la gran crisis económica causada por la pandemia del coronavirus, los ingresos de los más débiles, como siempre, han decrecido extraordinariamente, mientras que, por el contrario, los de los más ricos se han incrementado. Una renta básica incondicional permanente serviría para redistribuir un poco mejor la riqueza y aumentar la igualdad, garantizando un futuro más a la medida de todas las personas y contribuyendo a evitar posibles catástrofes sociales. Eso por no mencionar el ingente beneficio psicológico que la RBUI aportaría, al disipar la angustia ante el futuro que un gran porcentaje de la población siente, debido a la inestabilidad del mercado laboral y la incertidumbre de los tiempos que nos ha tocado vivir.

La recogida de firmas comenzó el 25 de septiembre de 2020 y se extenderá hasta el 25 de septiembre de 2021. Se podrá hacer en papel, pero fundamentalmente se efectuará online,gracias a la plataforma de recogida de firmas electrónicas que facilita la UE.